lunes, 6 de marzo de 2017

Vuela.

No sé qué sientas tú en este momento, ni qué puñado de cosas estúpidas pasen por tu cabeza. No sé si me lees aquí o en la Patagonia, ni si eres rubia o morena, blanca o de color, guapa o fea, alta o delgada. No sé qué sientas cada día de tu vida, ni lo mal que lo estés pasando pero quiero que sepas que todo pasa, tarde o temprano. Quiero que sepas que llegará un día en que el camino deje de estar empinado, que dejará de costar salir de la cama y enfrentarte al día a día, que dejarás de sentirte una mierda en medio de un montón de flores y que nunca nada es para siempre. 
No sé quién eres, no sé qué quieres, no sé que deseas pero sí se que la libertad es lo más valioso que te han dado. La libertad de pensar, sentir y decidir. Sé que tienes la libertad absoluta de sentir absolutamente lo que te dé la reverenda gana, sé que tienes la libertad absoluta de pensar en quién quieras, en lo que quieras, como quieras; sé que tienes la libertad absoluta de decir por ti lo que más te apetezca, lo que necesites en ese momento y lo que más te convenga. Sé que la tienes pero no lo sabes.
Sé que tienes una libertad enorme y quizá no la veas o no te la dejen ver pero tarde o temprano la vas a tocar, la vas a palpar y la vas a ejercer porque tienes ese valioso derecho, porque siempre hay una luz al final del túnel y esa luz es la libertad. 
Ojalá algún día tú seas igual de libre que yo lo estoy siendo, y ojalá que algún día tú seas incluso más libre que nadie porque te lo mereces, porque puedes, quieres y te lo mereces. Ojalá que nunca sea demasiado tarde para pensar, sentir y decidir. Ojalá tus alas se abran pronto y eches a volar. Ojalá eches a volar lejos, muy lejos, allí donde los sueños se hacen realidad, allí donde la esperanza es eterna y donde siempre habrán motivos por los que levantarse cada día libremente sabiendo que todo va a estar bien gracias a la libertad que te pertenece. 
Ojalá cojas vuelo pronto, paloma. Y ojalá el mundo se dé cuenta todo lo que vales y nadie sabía, todo lo que puedes conseguir, todo lo que mereces conseguir, todo lo que tienes que conseguir. 
Ojalá vuelves, paloma. Y ojalá todos lo vean. Ojalá.