domingo, 17 de mayo de 2015

Vuelve a ser ella cuando antes fue por ti.

Las palabras ya no salen, las ganas se agotan, la ilusión se apaga, las lágrimas relucen, el corazón se cansa, la esperanza se pierde, la sonrisa se consume, el aire ya no llega, la vida ya cansa.
Y tú estás en donde siempre, sonriéndole a todas y enamorando a unas cuantas. Y ella sigue ahí, donde siempre, como siempre, hasta siempre esperándote, esperando la más mínima sonrisa, la más superficial mirada, el más mínimo guiño de simpatía. Ella entre tantas, en un montón, en las del montón. Ella, que siempre dio todo sin esperar nada, que vive de ilusiones, de sueños y esperanzas consumidas. Ella y tú. Tan diferentes pero tan iguales. 
Darlo todo por perdido nunca se le pasó por la cabeza, dejar de estar ahí sin pedir nada a cambio nunca fue una de sus opciones hasta hoy, hasta ahora. Se acaba todo, empieza algo nuevo. Empieza una nueva carrera por algo, empiezan a construirse nuevos horizontes, empiezan a desbaratarse las máscaras y vendas. 
Tú seguirás con tus sonrisa perfecta para todas y ella seguirá por otro lado esperando que alguien le sonría a ella y todo vuelva a empezar desde el principio. Quizás dentro de sí continúe la esperanza de tu sonrisa, de una mínima sonrisa hacia ella que, tal vez, la haga volver a caer pero, ¿quién sabe si ahora sí sea la definitiva? 
El caso es que ahora vuelve a empezar, borra todo lo anterior y comienza a preocuparse por sí misma, por lo que ahora quiere, por lo que ahora le ilusiona: sonreír porque tiene ganas. 


lunes, 4 de mayo de 2015

Que todo venga de cero.

Acabar con el pasado. Acabar con lo pasado. Empezar desde el principio. Empezar desde el presente. Empezar de 0, como si nada y como si todo. Empezar donde nunca lo dejaste. Pasar página y que esta esté en blanco. Comenzar a escribir. Un futuro por delante basándose en un presente muy de ahora.
Primera palabra, primera letra, primer comienzo. 
Sonrisa. Adelante con cada paso. Solo tú eres dueño de tu destino, solo tú puedes saber lo que vendrá después. Solo tú e improvisando. Tú eres la pluma que escribes tu propia historia, la historia interminable, la vida interminable. 
Entrelaza vidas, sonrisas y momentos. Entrelaza personas. Entrelaza historias. Entrelaza futuros aún por escribir. Entrelaza. Entrelaza entrelazando.
Piensa. Actúa. Imagina. Inventa. Empieza a escribir algo nuevo, diferente e importante. Escribe de 0, desde la primera hasta la última letra del alfabeto de tu vida. Como dice la canción: deja que todo "venga de cero". 
Aún no es tarde, tenlo claro. Nunca es tarde cuando la dicha es buena. ¿Quién sabe si ahora no tendrás muchas cosas mucho mejores? No sé, no sabes, no sabemos. A fin de cuentas... a fin de cuentas el hubiera no existe. 

¿Estás listo? ¿Preparado? ¿A qué esperas? Nueva página. Nueva pluma. Nueva redacción. Nuevo libro. 
Vamos, ¿a qué esperas para escribir? Es tu turno. Eres tú, solamente tú. ¡Adelante!