sábado, 28 de abril de 2012

Es algo como casi tener dieciséis primaveras.

La cuenta atrás empezó hace mucho. Los nervios estaban ahí pero ahora están todavía más, más que nunca. Son 16 primaveras, una más. Muchos momentos vividos, bueno y malos. Muchas sonrisas. Muchas lágrimas. Muchos besos, abrazos, miradas, amistades, enfados, días, horas, minutos, segundos... Muchas cosas han pasado durante 16 años. 
Solamente faltan 3, 3 maravillosos y largos días. Sé que igual se pasan despacio o quizás rápido, quién sabe. Pero sin duda los haré durar lo máximo posible. Nunca más seré tan joven. 
He de reconocer que tengo ganas de ser un poquito más mayor. Cumplir años nunca está de más y siempre es algo para celebrarlo pero no sé, los nervios y un sensación de miedo está ahí. No digo que esa sensación sea mala porque no lo es pero hace que ese momento, que cuando llegue la media noche del día 1 de Mayo no seré del todo completa. No me preguntes el por qué... No sé. Es algo raro. Ni siquiera sé como explicarlo en estas líneas. No es fácil describir lo que se siente cuando cumplir un añito más, una primavera más en este mundo plagado de injusticias. 
No sé, es algo extraño. Es algo dulce. Es algo... algo como dieciséis primaveras.

jueves, 26 de abril de 2012

Después no te sorprendas.

Todo va mal, muy mal. Siempre las culpas para otros. Estoy harta. Tengo ganas de largarme, irme lejos. No volver. Yo también te lo advertí. ¿Me largo? ¿Eso es lo que quieres? Porque al menos, es lo que me demuestras. Pues vale, si tu lo dices...
De lujo. Sí, sí. Perfecto. Si quieres me largo, pero no te esfuerces en buscarme, porque vas mal.
Ah, ¿qué ahora no confías en mi? ¡Muy bien, campeona! Era ya lo que me faltaba por ver. Esto, lo siento, pero no me lo esperaba y menos de ti. Ya te lo dije una vez, te lo juré. "No sería capaz". Así me lo pagas. MUY BIEN.
Demuestras que ya solamente estorbo. Estoy de mñas. Las hostias ya no solucionan nada, ni siguiera duelen.  Lo único que hacen es empeorar la situación. No me pidas confianza porque no la vas a conseguir, y así menos.
Estoy harta, muy harta.
No te sorprendas de cualquier decisión que pueda tomar porque tu eres fruto de esta.

viernes, 20 de abril de 2012

Ahora o nunca, sonríe.

Canta, canta. Sonríe. Sé feliz. Llegó tu hora, te lo mereces. Has pasado demasiado. Ahora te toca sonreír. De oreja a oreja. Le prometiste a alguien que siempre lo harías, que jamás dejarías de sonreír. Ahora cúmplelo, es tu turno. 
Quiero que sonrías, que disfrutes, que salgas de fiesta, que te pongas guapa... que seas la que siempre quisiste ser. Feliz. No como te quisieron pintar, no. Quiero que seas guapa. Repito, ya te toca. 
Así, perfecto. Esa sonrisa es la más sincera que pudiste ver nunca. 
Sí, está lloviendo pero, ¿cuál es el problema? No es ningún impedimento para que tu puedas ser feliz. 
Recuerda, lo prometiste y, lo prometido es deuda.
Hazlo. Es ahora o nunca. Llegó la hora. Disfruta de tu vida.



sábado, 14 de abril de 2012

Cien años de ese fatal desenlace.

Noche normal, tranquila. Todo estaba despejado. Hacía frío. La navegación era tranquila. Que estuviera tranquilo y no corriera la brisa no era del todo bueno. Si había iceberts no se verían cuando chocaran las olas. Iban a gran velocidad, demasiado elevada, diría yo. 2.227 tripulantes y solamente se salvaron 705. Privilegiados, diría yo. El dinero movió todo en el barco hasta el último momento. Dinero que a mucha gente no lo iba a servir de nada, se iban a ahogar como muchos otros. La "primera clase", gente repugnante que se salvó. La "tercera clase", pocos sobrevivieron. Fueron inteligentes, primero mujeres y niños. 
El capitán decidió morir allí, ahogado, junto con todas esas almas que se estaban apagando o se iban a apagar. 
No eran decisiones fáciles las que se iban a tomar.
705 supervivientes y había sitio, en los botes, para 1.178 personas. 
Mucha preferencia diría yo.
Ahora lo que nos hace recordar esos 4 días de en sueño que acabaron en un fatal desenlace es una película. Una película, dos personajes principales, una señora mayor ya muerta, un director de cine y una cantante, Céline Dion. 
Hoy, 14, hace 100 años que todo esto pasó y lo recordamos viendo esa película. Un amor de en sueño que termina más que mal.
Y yo me pregunto, ¿qué habría pasado si el chico hubiera resistido 10 minutos más? Probablemente ahora la película sería de otra forma y las lágrimas sería sonrisas. 
Lágrimas que saltan en más del 90% de las personas que ven esa película, que escuchan la historia, que leen los libros...
CIEN AÑOS de ese fatal desenlace.



lunes, 9 de abril de 2012

Sonrisas, fuegos, fiesta, FELICIDAD.

Primero fuegos. Azul, rojo, rosa, verde, blanco, amarillo... El cielo se pinto de todos esos colores. Fue una de las estampas más bonitas que había visto hasta el momento, probablemente porque estaba con ellas. Las tres sonreíamos mucho, de oreja a oreja. Esa noche iba a ser una gran noche. Era la primera vez que teníamos, todas juntas, una noche así. Hacíamos el tonto, nada raro en nosotras.
Luego nos fuimos de allí, dejamos el típico humo después de la gran traca final y nos fuimos andando como locas, no parábamos de sonreír. 
Entramos a un bar meneando las caderas al son de esa melodía, sonrisas y felicidad. Sudamos como nunca, bailamos hasta no poder más. 
Bebimos, sí. Con moderación, supimos parar. Sonrisas.
Esa noche estuvo repleta de sonrisas pero, ¿y qué decir de las miradas? Miradas con él, muchas miradas pero, a la pregunta de si pasó algo la respuesta es no. Como siempre. Nunca pasa nada. Pero da igual, estaban ellas y eso fue lo mejor. 
Nos quedan muchas noches como esta, lo sé. Aún quedan muchos bailes, sonrisas, miradas cómplices, burlas, tacones, vestidos, copas, lágrimas, cigarros, novios, paridas... ¡Muchísimos momentos juntas! Porque os quiero mucho, muchísimo. Gracias por hacer de esta noche una gran noche.


viernes, 6 de abril de 2012

Al mal tiempo, buena cara.

¿Qué las cosas van mal? Pues sonríe. La sonrisa siempre ha sido tu mejor arma. Me gustaría que siempre lo hicieras. Que en los malos momentos te la pintaras y sonrieses, que afrontaras los malos momentos con esa sonrisa que tanto te caracteriza porque, ya lo dicen por ahí, "al mal tiempo buena cara"
Sabes que después de esta mala racha vendrá algo mejor, mucho mejor. Que lo vas a superar, que vas a seguir adelante, que alguie nllegará para hacer de estos malos días algo olvidado. Vas a salir, ya lo sabes de sobra. Puedes hacerlo. Todo el mundo está a la expectativa. 
Estamos en fiestas, disfrútalas. 
Ponte el mejor de tus vestidos, esos tacones, pote, raya, rímel, glos, colonia "Lady Rebel Deluxe". Estás perfecta. Ahora coge el bolso, el móvil y sal de casa. Disfruta de esta grandísima noche. Disfruta como si fuera tu última noche en la tierra. Sonríe, siempre con una sonrisa. Perfecto. Bebe, haz el tonto, baila hasta quedarte sin pies. 
Disfruta de esta noche pero, sobre todo, no te quites esa sonrisa nunca. Porque ya sabes: al mal tiempo, BUENA CARA.

jueves, 5 de abril de 2012

Vete a echarle las culpas a quién yo diga.

Pero, ¿de qué carajos vas? ¿Crees que vas a llegar lejos con esa actitud? ¿Sí? ¡Pues estás más que equivocada! 
Con esa actitud tuya de niña inmadura vas buena. Date cuenta, están pasando de ti. Todo dios está pasando de ti. Te estás quedando más sola que la una. ¡Date cuenta de una santa vez! O maduras o te quedas más sola que Hitler el día del amigo. ¡Despierta! 
Yo ya te lo advertí pero NUNCA me haces caso. Me parece perfecto. Me perdiste. Yo que supuestamente era tu puto punto de apoyo no estoy. ¿Ahora qué haces? Llora, llora. Tu llora que yo ya deje de hacer eso. Ya paso de ti, ¿sabes? Me hiciste quedar muy, muy, muy mal una vez y no te preocupaste de arreglar las cosas. Ahora te toca afrontar tu vida solita. Yo ya no voy a estar ahí para arreglarte tu asquerosa vida, ya no.
¡Deja de echarle las culpas a los que no la tienen y asume que tu eres la responsable de que todo esto esté pasando! Que yo ya no soy tu amiga y ya no voy a apoyarte en nada, nunca más. 
Vete ahora con el cuento a otras, fuera. A mi ya no me la cuelas más, espabilé. ¿Qué te parece si tu me olvidas y dejas de jugar a ser niña pequeña y maduras un poquito? A mi me parece un juego perfecto.
También date cuenta de que todos los que te rodean de están mintiendo igual que yo lo hice algún día. Yo dejé de ser falsa para ti, ya lo sabes todo. Estoy a gusto conmigo misma, estoy feliz de estar alejada de tu puta mala influencia porque sí, sí y sí. Date cuenta, eres una asquerosa influencia. Yo soy la culpable ahora, ¿no? Yo soy la culpable de que tu no estudies y suspendas. Un fuerte aplauso. La prueba está en que yo apruebo 16 asignaturas y con buena nota, tú siete. 
¡Vaga, admítelo! Eres una santa vaga. No tienes más que hacer que estar en tuenti y bloquear, como una cínica, a la gente en twitter. ¡Qué!, ¿tienes miedo a que vea como me pones a parir? Anda, no seas patética.
Olvídame y madura, que estás más verde que una manzana.

Mi dulce vida por dos, mi dulce filosofía de vida.

Mi vida por dos, esa es mi filosofía de vida. No preguntes que carajos significa, solo te puedo decir que una mañana me levante y vi ese instrumento ahí y pensé en esa frase, "mi vida por dos". Me gustaba demasiado.
No me preguntéis que significa, repito, no lo sé. Es mi filosofía y ya está.
Todavía soy demasiado joven para pararme a pensar y buscarle una explicación a la vida, a cada momento, al significado de mi existencia y muchas más cosas.
¡No quiero!, prefiero mantenerlo en incógnita, así está mejor, mucho mejor. Se que puede parece que huyo de los problemas pero no es así, claro que no. No huyo, al contrario, les busco una solución pero, a la vez, intento pasarlo bien y a gusto. Y, ¿sabes qué? A quien le guste, bien y a quien no, pues también. 
Bueno, la cosa es que esa es mi filosofía, mi vida por dos.
Mi dulce vida por dos.

miércoles, 4 de abril de 2012

Los problemas no se arreglan solos.

Quizás algún día deje de sentirme como una mierda y las cosas vuelvan a su estado moral pero mientras tanto, seguiré con mi vida como es ahora. Quizás algún día pueda decir que los días grises pasaron y que ahora el sol brilla siempre. Quizás algún día acaben las rayas y noches sin dormir. Quizás algún día las verdades suenen más alto y las falsas caigan por su propio peso. Quizás algún día tú y yo estemos juntos. Quizás, quizás, quizás.
Sé que la mayoría de estos "quizás" son más que imposibles, que muchas cosas no sucederán pero prefiero mantener la fe y, bueno, no solo la fe, sino que prefiero mantener el sueño de que algún día dejara de haber malos momentos, de que el sol saldrá, de que tú  y yo estemos juntos, de que podré dormir sin tenerme que preocupar de que al día siguiente continuará esa pesadilla.
A veces, me imagino que cuando me duerma las cosas se resolverán y que todo volverá a estar bien, como al principio de toda la historia pero, al despertarme, me doy cuenta que de nada sirve mentirme, que las cosas están mal ahora y dentro de un rato, que lo que tengo que hacer es levantarme de esa cara, pintarme mi mejor sonrisa y afronta los problemas. Ellos no se van a resolver solo, eso está claro. ¿Para qué esa sonrisa? Pues fácil, con esa sonrisa todo el mundo se rendirá a mis pies y los problemas se darán cuenta de que conmigo, conmigo los problemas no pueden.


lunes, 2 de abril de 2012

¡Que te joda pero YA!

¡Te lo advertí! Hace más de una semana te lo advertí. Te dije que no te pasaras ni un pelo más. Me tenías muy harta y esa era la última que te pasaba. ¿Por qué no harás caso cuando te hablan? ¡Hay que ser gilipollas! Mira, no me mandes callarme, no me da la gana. Me he tragado muchas palabras, muchas que tenía que haber dicho pero mira, ya no es tarde. Te las he dicho, muy a gusto me he quedado. 
¿Falsa, yo? ¡Ya se ve! Mucha mierda metiste, ya lo dije un día. 
Siempre te crees saberlo todo y no tienes ni idea de que va el tema. ¿Hablas mal de ella? ¡Pero de qué vas, niñata! Primero conoce a una persona y después critica. Ella está haciendo más que tu en 8 putos años. Vas de lista y te pegas más hostias que un jugador de boxeo. ¡Que controle mi vocabulario, dice! Ni de coña maja, porque aquí si las cosas no se dicen con un mal vocabulario y bien clarito no entendemos NADA. 
Así va esta mierda de sociedad, con gentuza como tú. "¿Sabes qué?, ¿sabes qué este no se que...? ¡Tía, déjame! Tengo mis problemas. Esa amiga de toda la vida tuya también tiene los suyos y tú no la estás ayudando en nada. Nosotras sí, y a mucha honra.
Hoy puedo decir que he vuelto a abrir los ojos y no ha sido tarde. 
Estás ciega, MUY ciega. Parece mentira que vayas a cumplir diecisiete años. Pareces una cría de 3. Madura, madura, ¡¡MADURA DE UNA VEZ!!
Te advierto porque ALGÚN día te quise: vas a quedarte más sola que la una. Deja de preocuparte de cosas que no tienes que preocuparte. Preocúpate por madurar y si eso, cuando tengas las cosas claras me llamas, me avisas. El que avisa no es traidor y yo no pretendo serlo. 
Te pediré una última cosa: viva tu vida y déjame vivir la mía. Olvídate de que existo. Olvídate de mi.


¡Hello April!